Preguntas

April 4, 2010

1. ¿Puede alguien obligarme a abortar?

No. Nadie puede obligarte a atentar contra tu integridad física, ni tu pareja, ni tus amigos, ni en tu trabajo, ni tu médico, ni tu familia. Y si eres menor de edad y no quieres abortar puedes denunciar a los adultos que quieran obligarte. En el caso de que sean tus padres, no te asustes por denunciarles, la denuncia te protege hasta que des a luz, y si te echan de casa hay instituciones que te acogerán y te cuidarán.

2. ¿Me va a doler?

Sí. En los abortos quirúrgicos a veces no ponen anestesia, o se realiza con anestesia local. En algunos casos con anestesia general, pero en todos los casos “la sensación es de vaciado, que te vacían de cintura para abajo, como si te arrancaran los órganos“ (Esperanza Puente, “Rompiendo el silencio. Testimonios de mujeres que han sufrido un aborto provocado”).

3. ¿Podré tener otros hijos?

Sí. Pero si tienes consecuencias físicas como perforación uterina y otras, tienes que saber que si tienes otros hijos, hay riesgos de perderlos en un aborto espontáneo o de tener un parto prematuro con sus consiguientes riesgos.

4. ¿Corro algún riesgo físico?

Sí, de hecho, según sea el método de aborto que te vayan a practicar, las consecuencias físicas pueden ser muchas y variadas:
  1. Succión, legrado o aspiración. Infección, trauma de la cérvix, peritonitis, endometritis, laceración o perforación del útero, hemorragia, trauma renal, inflamación de la pelvis, embolismo, trombosis, esterilidad, etc.
  2. Dilatación y curetaje (D y C). Los mismos riesgos que el de succión o aspiración, además de los siguientes: perforación uterina, hemorragia, infección del tracto genital, laceración intestinal, absceso pélvico y tromboembolismo.
  3. Dilatación y evacuación (D y E). Los mismos riesgos que el método de dilatación y curetaje (D y C), apenas mencionado, además de los siguientes: infección pélvica, renal, de la cérvix y peritoneal. También puede causar que la mujer tenga en futuros embarazos implantación ectópica (fuera del útero), bebés de bajo peso o que nacen muertos, malformaciones congénitas (deformidades), etc.
  4. Inyección salina. Ruptura del útero, embolismo (coágulo) pulmonar, otros peligrosos coágulos intravasculares, etc.
  5. Prostaglandinas. Ruptura del útero, sepsis, hemorragias, paro cardíaco, vómito y aspiración de éste, embolia cerebral y fallo renal agudo.
  6. Mifeprex o mifepristone (RU 486). Grave infección bacteriológica, sepsis (infección en la sangre), sangrado prolongado y abundante que podría requerir una cirugía, muerte. El fármaco que se usa con la RU 486, misoprostol (Cytotec), puede causar sangrado excesivo, pérdidas de sangre, calambres, etc. Aunque algunos bebés han sobrevivido a pesar de que su madre los ha tomado, hay riesgo de que nazcan con anormalidades físicas y mentales.
  7. Aborto por nacimiento parcial. Riesgo de ruptura o perforación del útero que podría causar una hemorragia y terminar en una histerectomía (extracción del útero).
(Fuentes: D. Barklay, A. Forsythe, and T. L. Parker, “Abortion Methodologies: Frequency and Risk,” The Medical Life-Line,marzo de 1986, pp. 12-19; J. C.Wilke, Abortion: Questions and Answers (Cincinnatti: Hayes Publishing Co.,1985), pp. 83-131; The Boston Women’s Collective, The New Our Bodies, Ourselves (New York: Simon and Schuster, 1984), pp. 291-316; “Abortion: Some Medical Facts,” National Right to Life Trust Fund, 1986; “Questions and Answers About Abortion,” Planned Parenthood League of Massachusetts,1986. Todos fueron citados en George Grant, Grand Illusions: The Legacy of Planned Parenthood, Brentwood, Tennessee: Wolgemuth & Hyatt, Publishers, Inc.,1988,68. Sallie Tisdale,“We Do Abortions Here: A Nurse’s Story,” Harper’s Magazine, octubre del 1987,:66-70. “Partial Birth Abortion is Bad Medicine”, The Wall Street Journal, septiembre 19, 1996; “Why Defend Partial Birth Abortion?”, The New York Times, septiembre 26, 1996.)

5. ¿Lo olvidaré?

No, nunca. Las mujeres nos embarazamos de hijos, por lo tanto en un aborto provocado perdemos hijos, y a lo largo de nuestra existencia vital sufriremos el síndrome post-aborto y el duelo por la pérdida del hijo.

6. ¿Tiene alguna consecuencia psicológica?

Las más frecuentes son cuadros depresivos que se acompañan de un sentimiento grande de culpabilidad; lo que los psiquiatras llaman “culpabilidad psicológica.” La Dra. Susan Standford, psiquiatra canadiense experta en el síndrome post-aborto, cuenta su propia experiencia y señala cómo la mujer recorre estos estadios:
  • Desasosiego y tristeza. “No tiene el alma en paz, ni el espíritu en paz.”
  • Revive continuamente el momento traumatizante del aborto de un modo muy profundo. Aunque pasen 5, 10, 15 años, recuerda la vestimenta de la enfermera, las paredes de la habitación donde el aborto sucedió…y se pregunta a menudo:“¿cómo sería mi niño ahora?” Suele tratar de justificarlo diciendo que no tenía otra opción, que no podía hacer otra cosa… pero ese pensamiento vuelve.
  • Depresión profunda con un gran sentimiento de culpabilidad, perdiendo interés por las cosas que antes eran interesantes en su vida y a veces no ve otra salida que el suicidio; como elección por la muerte en sí, sino como una elección para salir de la situación de dolor, de pena, como un modo de salir de allí… ni de la concepción.
  • Depresión de aniversario, que se sitúa alrededor de la fecha del posible nacimiento o alrededor de la fecha del aborto.
El Dr. John C.Willke, afirma que “es más fácil sacar al niño del útero de su madre que sacarlo de su pensamiento.”
 
La mujer que se ha practicado un aborto se queda para siempre con la impresión imborrable de que ha eliminado la vida de su hijo. Es más, aquellas personas que tienen una cierta predisposición personal o familiar a la enfermedad mental, corren un riesgo mayor.
 
(Fuente: Dra. Carmen Gómez Lavín,
http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/sindrome_index.html.)

7. ¿Va a afectar a mi relación de pareja?

Sí, los hombres también sienten la pérdida del hijo, y en la mayoría de los casos se rompe la relación de pareja tras el aborto.

8. ¿Me han dicho que no es nada, es verdad?

Sí lo es. Cuando se une el espermatozoide con el óvulo, la célula que se forma, antes de dividirse, ya tiene los 46 cromosomas que nos definen como seres humanos, y su propio código genético (ADN) distinto de la madre y del padre. Ningún científico que se precie discute esto.

9. ¿Va a sufrir?

Sí, está grabado que el feto, en el primer trimestre de embarazo, tiene sentido de supervivencia y siente dolor sea cual sea el tipo de aborto que se vaya a practicar, químico o quirúrgico.

10. ¿Cómo va a ser el aborto?

Puede ser con productos químicos cuando el embarazo es de 4 a 7 semanas:
  • RU-486: Producto inventado para que el feto de 4 a 7 semanas de gestación se muera en el útero. Pasadas 48 horas, tienes que volver para que te den un medicamento que es para problemas estomacales llamado Citotec que, como efecto secundario, provoca el parto en caso de embarazo. Los problemas que tiene este método de aborto es que puede ser que te ocurra en casa estando sola. También que no se dilate bien el cuello del útero y el feto se quede encajado, provocando infecciones además de fuertes dolores y hemorragias con los consiguientes efectos.
  • Píldora post-coital, también llamada píldora del día siguiente. Producto inventado para que el óvulo fecundado no pueda implantarse en el útero. También para que la mujer no ovule, algo que ocurre en porcentaje muy bajo. Este producto es una bomba hormonal, pues son 3 tabletas de 28 pastillas cada una de la píldora común, tomado en una sola dosis.
  • Prostaglandinas. Se administra este fármaco para provocar contracciones del útero. A veces el feto nace vivo, lo cual se considera una “complicación.” Generalmente no sobrevive, debido a que es muy prematuro. Entre las complicaciones de este método están la ruptura del útero, sepsia, hemorragias, paros cardíacos, vómitos, embolias, etc.”
Puede ser por intervención quirúrgica, a partir de la semana 8 de gestación:
  • Succión. El 85% de los abortos en el mundo se llevan a cabo por este método en el primer trimestre del embarazo (hasta las 12 semanas). Se dilata el cuello del útero y se inserta un tubo hueco que tiene un borde afilado y está conectado a un potente aspirador, una fuerte succión despedaza al feto. Finalmente, como la cabeza es muy grande para pasar por el conducto del aspirador, se extrae con unos fórceps y se le deposita en un recipiente. Algunas complicaciones para la mujer son: infecciones, laceración o perforación del útero, trauma renal, embolias, trombosis, esterilidad, etc.
  • Dilatación y curetaje (D y C). Se utiliza a finales del primer trimestre o principios del segundo, cuando el feto ya es demasiado grande para ser extraído por succión. Es similar al de succión, pero esta vez se utiliza una cureta o cuchillo provisto de una cucharilla con una punta afilada con la cual se destroza al feto en pedazos, con el fin de facilitar su extracción por el cuello del útero. Luego se sacan estos pedazos con la ayuda de fórceps. Este procedimiento tiene los mismos riesgos del método de succión y otros más.
  • Dilatación y evacuación (D y E). Comúnmente utilizado cuando el segundo trimestre del embarazo está bien avanzado o durante el tercer trimestre. Se inserta una substancia de alga marina dentro de la cervix para dilatarla. Al día siguiente se insertan un par de fórceps con dientes de metal afilados, con los cuales se arrancan y retiran, pedazo a pedazo, las partes del cuerpo del feto. Como usualmente la cabeza es demasiado grande para ser extraída entera, la aplastan por compresión antes de sacarla. El que practica la intervención tiene que armar de nuevo el cuerpo completo, una vez que extrae los pedazos, para asegurarse de que no se ha quedado nada dentro del útero de la madre, de lo contrario ésta puede sufrir una infección. Este método tiene las mismas consecuencias para la mujer que los demás, pero es mucho más peligroso. Cuanto más avanzado esté el embarazo mayor es el riesgo de complicaciones y muerte para la mujer.
  • Inyección salina. Se utiliza solamente después de las 16 semanas. El líquido amniótico que protege al feto es extraído, inyectándose en su lugar una solución salina concentrada. El feto ingiere esta solución que le producirá la muerte 12 horas más tarde por envenenamiento, deshidratación, hemorragia del cerebro y de otros órganos y convulsiones. Esta solución salina produce dolorosas quemaduras graves en la piel del feto. Unas horas más tarde, la madre comienza un “parto” prematuro y da a luz un bebé muerto o casi muerto. Algunas de las complicaciones para la mujer son la ruptura del útero, embolismo pulmonar, peligrosos coágulos intra-vasculares, etc.
  • “D y X” o parto parcial. Este procedimiento se lleva a cabo durante el segundo o tercer trimestre del embarazo. Se introducen unos fórceps en el útero y, guiado por la ecografía, se agarran los pies del feto y se tira de ellos hasta que la parte inferior de la cabeza está expuesta. Luego se utilizan unas tijeras para abrir la base nucal, a través del la cual se introduce un catéter para succionarle el cerebro, una vez hecho esto, el cuerpo inerte del bebé es “evacuado”. En algunas ocosaiones se le decapita.
  • Histerectomía u operación cesárea. Este procedimiento se lleva a cabo durante los últimos tres meses del embarazo. Consiste en realizar una cesárea, no con el objeto de salvar al feto, sino para dejarlo morir o para matarlo directamente. Como es una intervención quirúrgica mayor tiene frecuentes complicaciones. Los bebés muertos por el aborto son desechados en latones de basura o se venden a laboratorios de cosmética o de investigación.

11. ¿El aborto es violento?

Si siempre. El método de aborto más común en embarazos de pocas semanas es el de “succión por aspiración”. La cérvix es dilatada a la fuerza. Luego una aspiradora con un poder 29 veces mayor al de una aspiradora casera es usada para sacar “el contenido del útero”. El método llamado “D & E” se usa en embarazos de quince semanas o más. Como en el método de succión, el bebé es cortado en pedazos. Pero en éste caso, se usa un instrumento especial para separar los brazos y las piernas del resto del cuerpo. Luego se hace presión en su cabeza para succionar el cerebro y aplastar el cráneo. Entonces continúa sacando el resto del cuerpo.
Otro de los métodos usados para abortar después de las 15 semanas es aquel en el cual se utiliza una solución salina. Esta solución es inyectada en el saco amniótico y envenena al bebé. También le quema la capa exterior de su piel. Por más de una hora el bebé convulsiona hasta que se muere en agonía. La madre entonces dá a luz a un bebé muerto.
El aborto que se practica en el último trimestre del embarazo es una “histerotomía”. Consiste en hacer una incisión en el abdomen de la madre y el bebé es sacado de allí para dejarlo morir.

12. ¿Qué ayudas tengo si decido seguir adelante con el embarazo?

Tienes a tu disposición a todos los voluntarios de la Fundación REDMADRE y de todas las Asociaciones REDMADRE y entidades asociadas, que trabajan por toda España en apoyo a la mujer embarazada y madre sin recursos. Las ayudas pueden ser, según cada caso: test de embarazo gratuito, asistencia médica psicológica y jurídica gratuita, apoyo en la búsqueda de empleo y de guardería, alojamiento en Casas de Acogida de emergencia, entrega de enseres y materiales para el cuidado del bebé, alimentos infantiles, leche maternizada, cereales, etc. Nos tienes a tu disposición y nunca estarás sola.

 

2017 - RedMadre - Powered by WordPress - Designed by XHTML Valid, org